MANIFIESTO

 

PROBAMOS DE INCÓGNITO LO QUE TE RECOMENDAMOS.

Porque así nos aseguramos de que vivimos las experiencias como son realmente y de que nuestras recomendaciones son tan fiables como las de tu mejor amiga (la más enterada). Por eso pagamos de nuestro bolsillo lo que probamos y no nos hacen la ola al llegar. Las únicas invitaciones que aceptamos son para experiencias que no cambian por saber quiénes somos, como una peli o una obra de teatro.

 

NO ACEPTAMOS SOBORNOS.

No nos pagan por aparecer en City Confidential (y así estamos…). Sacamos los planes en total libertad porque nos gustan de verdad, nos parecen sorprendentes, pero útiles, de calidad pero asequibles. Si no nos gusta algo, o nos parece muy caro para lo que es, no hablamos de ello sencillamente. Porque, ¿te hablaría de ello tu mejor amiga? No. Pues nosotras tampoco.

 

PERO NO VIVIMOS DEL AIRE.

A veces trabajamos con marcas y éstas sí nos pagan (¡ole, ole, ole!). La mayoría de las veces, les hacemos nosotras una propuesta de plan confidential para asegurarnos de que aportan un valor añadido a los miembros del Club. Viene a ser un plan como los demás, pero más barato ya que está esponsorizado (de nada). Ah, y como no queremos tomarte el pelo, señalamos estos planes claramente marcándolos como “Planes cómplices”. Somos transparentes.

 

TODOS NUESTROS PLANES RESPETAN NUESTRA LÍNEA EDITORIAL.

Que los planes sean cómplices o no, siempre tienen que aportar una chispita a tu día a día. Por mucho que nos quieran pagar, nunca vamos a hablar de safaris en África, de ropa carisísima o de restaurantes malos. Porque vamos a ver: ¿cuántas veces te has puesto un traje de alfombra roja para irte de safari a Kenya? Exacto.