Receta healthy para dulceras

   Me gusta   
Receta healthy para dulceras
{{count_hearth}}   Me gusta {{count_share_total}}  
{{slide.position}} / {{slide.length}}

Anuncio para beauties dulceras: ¡este año ya podéis olvidaros de la dieta! Porque hemos hablado con @anwella -Ana para los amigos ;)-, una health coach y chef a la que le encanta cocinar (es una pro preparando platos nutritivos ricos), pero también comer bien.

Después de un rato de charla, hemos conseguido que nos revele la receta de uno de sus postres estrella para poder chivárosla a vosotras: unos mini “cheescakes” de arándanos facilísimos de hacer que son guilt-free (o libres de culpa), sin gluten, sin lactosa, sin azúcar, vegetarianos y… ¡sin queso! Los 8 ingredientes se encuentran en cualquier súper, así que lo único que tenéis que hacer es comprar, poneros manos a la masa y, ¡a comer!  

INGREDIENTES DE LA CREMA (18 UNIDADES)

  • 2 tazas de anacardos crudos. Deben estar remojados en agua durante la noche o hervidos durante 2 minutos y en reposo 1 hora.
  • 1 ½ tazas de arándanos. Si no te gustan los arándanos, puedes usar fresas, moras o frambuesas.
  • 2 cucharadas de miel
  • 1/3 taza de aceite de coco derretido
  • Zumo de medio limón
  • ½ cucharadita de sal

INGREDIENTES DE LA BASE

  • 1 ½ tazas de almendras crudas
  • 8 a 10 dátiles sin hueso
  • 1 a 2 cucharaditas de agua

PREPARACIÓN

1. En una batidora, mezcla las almendras y los dátiles para hacer la base del cheescake. Lentamente agrega el agua. Ve echando una cucharadita según sea necesario, hasta que esté bien mezclado.

2. Pon los revestimientos en un molde para muffins (puedes utilizar vasos para muffins de tamaño estándar con forros de silicona). Presiona un poco la mezcla de almendras y dátiles en cada molde para crear nuestra “galleta”. Deja enfriar en la nevera mientras preparas el cheesecake.

3. En la batidora, pon todos los ingredientes de la crema hasta que la mezcla esté suave, de 1 a 2 minutos.

4. Con una cuchara, coloca la mezcla de tarta de queso en cada molde y llénala hasta la parte superior. Una vez que todos los moldes para muffins estén llenos, déjalos en la nevera unas 6 horas. Si tienes prisa, puedes poner los cheesecakes en el congelador durante 1 hora y media. Si quieres puedes servirlos cubierto con arándanos frescos. 

5. ¡A disfrutaaaaarrrr!

Anwella o Ana Molinos es health coach y chef. Ha viajado y vivido por todo el mundo y ha aprendido la cocina tradicional de muchos de esos lugares, por lo que a su vuelta a España decidió organizar retiros de yoga donde la nutrición y la alimentación sean aspectos fundamentales. Sus platos son nutritivos, ricos y preparados con mucho cariño para alimentar nuestro cuerpo serrano y deleitar nuestros sentidos. Si quieres conocerla un poco más no dudes en pasarte por su Instagram o visitar su web.

Enviar por mail Únete al Club
Enviar por Whatsapp