Review mascarilla de Noche Anti-Imperfecciones con Árbol de Té de The Body Shop

   Me gusta   
Review mascarilla de Noche Anti-Imperfecciones con Árbol de Té de The Body Shop
{{count_hearth}}   Me gusta {{count_share_total}}  
{{slide.position}} / {{slide.length}}

Lo que dice la etiqueta:

  • Refresca, purifica y alivia la piel al instante.
  • Visible reducción de las imperfecciones.
  • Piel más sana, suave y matificada.

Precio: 14€
Dónde comprarlo: en The Body Shop.

Lo que dicen las testers:
“Ha dejado mi piel fresca, hidratada, tersa y preciosa.” – Mari (40 años)

“Cómo otras mascarillas, te deja la piel tersa y suave tipo "culito de bebé". Lo mejor es que no es pringosa, ni requiere aclarado, por lo que su aplicación es súper práctica. Tampoco te deja esa sensación de piel "tirante" que dejan otras cuando se seca.” – Irene (35 años)

“Mi experiencia con el producto está siendo muy satisfactoria. Aprovechando que es verano tengo el bote en la nevera. Lo aplico dos noches a la semana y la sensación que deja tan fresquita es maravillosa para después de la playa. La aplicación es muy cómoda y se absorbe de manera rápida, por lo que no deja la piel pringosa, ni pegajosa. Tampoco deja la sensación grasa. Al día siguiente la piel está como luminosa.” – Amparo (36 años)

“La primera impresión que tienes al abrir el bote es "uy se han confundido y han metido blandiblú, a juuugaaar", pero este subidón se corta en cuanto percibes el característico olor del árbol del té. Ahora llega un punto importante: cuando metáis el dedo/brocha/paletita, tened en cuenta que aunque se llame mascarilla, realmente su textura es un gel acuoso que se extiende de maravilla!! No saquéis mucho producto creyendo que será difícil de estirar porque os sobrará mucho (y este no sirve para ponértelo en los codos o en la celulitis de los muslos). Una vez aplicado, se absorbe bien, aunque queda una sensación un poco pegajosa, pero no hay problema porque no mancha la almohada. En cuanto a los resultados, evidentemente los granitos no me desaparecieron al día siguiente, pero si he notado un efecto antiinflamatorio muy bueno (de hecho a veces me lo he aplicado solo en algún grano que me estaba saliendo y me dolía y al día siguiente lo tenía menos hinchado). Lo que si notas es la piel mas limpita y suave al día siguiente. Un puntazo a su favor es que no reseca nada la piel.” – Verónica (36 años)

“A la mañana siguiente se nota la piel considerablemente más suave y con menos imperfecciones.” – Sílvia (29 años)

“Yo tengo la piel suave pero la mascarilla creo que me la ha hidratado y suavizado mucho más.” – Irene (19 años)

“No reseca la piel, a la hora de retirarla deja una sensación de piel fresca y suave, nada tirante. Controla lo granitos y poco a poco seca los existentes, por lo que es una muy buena opción para mantener a raya los granitos descontrolados.” – Raquel (24 años)

“La piel tiene más brillo y ayuda con las imperfecciones y pequeños granitos, sobre todo si se aplica a diario.” – Fátima (24 años)

“Desafortunadamente, no me ha convencido esta crema. La he usado durante casi tres semanas y mi piel es mixta. En cuanto al olor, la verdad que la primera impresión es muy buena, pero cuando me lo aplico y pasa un tiempo, no me convence (también es verdad que a mi en época de alergia, se me agudiza el olfato y no tolero muy bien los olores...). En cuanto a la textura, al ser como gelatina se me escapaba al cogerla. No es lo mejor que he usado, pero tampoco es algo desagradable. En cuanto a las imperfecciones, sí que es verdad que he notado cómo disminuían con el paso del tiempo, así que por este lado, objetivo cumplido. Durante los primeros días, me lo aplicaba por la noche, y por la mañana me lavaba con agua, y perfecto; no he usado ningún producto más durante el tiempo que he tenido esta mascarilla, para notar realmente los cambios. Pero a partir del cuarto o quinto día, noté que a partir de media tarde en adelante, y sobre todo por la noche, justo antes de la aplicación, me empezaba a salir mucha grasa (eso se ha mantenido durante todo el tiempo que la he usado). Lo cierto es que aunque ha ocurrido esto, si que por la mañana notaba la piel más suave... pero claro, con el inconveniente de la salida de grasa. En definitiva, una de cal y otra de arena. Una vez que la dejé de usar, no me volvió a salir tanta grasa por la noche.” – Lourdes (39 años)

“Me ha encantado porque deja la piel muy suave y lisa. El olor del árbol de té es súper agradable y la textura es genial en verano porque aporta gran frescor a la piel. He probado a dejar el producto en el frigorífico y después aplicar la mascarilla… El resultado no me puede gustar más!!!” – Elena (44 años)

“Me ha gustado mucho, me parece muy cómoda de aplicar y se extiende bien. El olor es muy fuerte al abrir el bote, pero en la piel desaparece a los minutos, además, tampoco queda sensación pegajosa. Por la mañana noto la piel más lisa, mejora las imperfecciones y los granitos parecen más pequeños y se van antes. Creo que como complemento, dos o tres veces a la semana va genial, además no he notado que reseque.” – Lucía (27 años)

“Me ha parecido un producto fácil de aplicar y cómodo porque, como había que dejarlo actuar por la noche, me lo aplicaba después de la ducha antes de acostarme. Al levantarme me lo retiraba con agua templada y mi limpiador habitual. Su textura tipo gel es muy agradable en la cara y se seca rápido. Es genial si lo metes en la nevera y te lo aplicas después fresquito en estos días de verano. He notado la piel más suave y quizá con alguna imperfección menos, aunque debo decir que no tengo granitos, salvo alguno de vez en cuando, por lo que no puedo afirmar si los elimina o los trata. Su olor es quizá lo que menos me ha gustado, pero es que no me gusta el aroma del aceite de árbol de té.” – Gema (46 años)

“Me ha gustado. Sí que se siente la piel quizás con más frescor.” – Ana (41 años)

“He notado la piel más luminosa, aunque yo tengo bastantes imperfecciones.” – Mª Carmen (38 años)

“A la mañana siguiente de aplicarme la mascarilla noto la piel mucho mejor, como más limpia y además no reseca.” – Ariadna (26 años)

“La verdad es que no me ha gustado nada esta mascarilla... El olor no es nada agradable, y la textura es muy pegajosa, aunque dicen que no mancha, no apetece nada que ese pegote toque la almohada... Por la mañana yo no he notado ningún milagro... No sé si deberíamos decir cosas negativas o si habría que ser "menos sincera", pero bueno, me habéis pedido opinión y realmente no puedo decir nada más positivo...” – Teresa (39 años)

“Noto que la piel queda más fina, como más lisa!” – Trini (30 años)

“La crema es principalmente para pieles grasas o mixtas con tendencia a grasa. En el caso de pieles secas como mi caso parece que se queda corta en hidratación. Sin embargo, si tienes granitos internos y la aplicas por la noche en la zona del granito, agiliza el proceso de su salida al exterior y por tanto que se seque mucho antes. En cuanto a la sensación al aplicarla, se nota cierto frescor que en esta época se agradece bastante.” – Mª Carmen (43 años)

“Es una mascarilla súper agradable de aplicar sobre todo ahora con el calor del verano. Me encanta su textura gelatinosa y es comodísimo no tener que retirarla. En cuanto a mi piel, los primeros días noté que tenía más granitos porque debía de estar eliminando las impurezas. Ahora mismo no tengo ninguno y el tamaño de mis poros ha disminuido.” – Camino (31 años)

“He notado una sensación de frescura y suavidad muy agradable.” – Mª Eugenia (51 años)

“Me ha encantado como deja la piel. Por la mañana notas la piel limpia, suave y sin sensación grasa. He notado que la piel permanece más tiempo sin grasa.” – Elena (37 años)

“Según te la aplicas tiene un olor bastante potente (mentolado y cítrico), un contra si pretendes quedarte dormida pronto y eres tiquismiquis con las fragancias, pero por lo demás muy bien. De fácil aplicación. Probé a meterlo en la nevera y al aplicarlo refresca muchísimo más. Para pieles grasas y mixtas es una gozada porque absorbe muy bien el exceso de grasa. A las dos horas de su aplicación sigue estando un poco pegajoso y si frotas con la mano salen virutas de la mascarilla, pero pasado algo más de tiempo parece "desaparecer". La forma en la que lo he estado utilizando es extendiéndolo sobre el rostro con las yemas de los dedos y al despertar iniciar mi rutina facial habitual lavándome la cara. Aunque no te da la sensación de tener que hacerlo para retirar los excesos porque como os comento, parece "desaparecer". Mi valoración es muy positiva. Tengo tendencia a tener puntos negros en nariz y una zona "T" muy grasa y desde que lo uso esa situación ha mejorado mucho. La textura en gel, para mí, ha sido una novedad y el formato es perfecto para meter en el frigorífico y aplicar frío.” – Cristina (31 años)

“Primero voy a describir un poco el producto y después pasaré a la parte de los efectos. La mascarilla es de color verde, tiene una textura gelatinosa, como de "blandiblú" y tiene el olor característico a árbol de té, aunque no tan fuerte como el puro. Tanto de color, como de textura, como de olor, me parece agradable. Su aplicación es muy sencilla ya que se extiende fácilmente por todo el rostro. Además, yo la guardo en la nevera por lo que al aplicarla todavía es mucho más agradable porque refresca. Creo que es un producto que cunde bastante, ya que yo me lo he aplicado durante una semana y casi no se nota que haya bajado, está prácticamente como si todavía no lo hubiera empezado. Con poca cantidad cubre perfectamente toda la cara. Otro punto positivo es que se absorbe rápidamente, sin dejar sensación pegajosa o grasa. Deja un aspecto liso y fresco en la piel. En cuanto a los efectos, quizá todavía sea demasiado pronto como para notarlos, pero lo que sí puedo decir es que a la mañana siguiente, cuando me levanto, noto la piel más lisa y uniforme. Supongo que con el tiempo los efectos irán a más. Otros aspectos que creo que también son importantes, o por lo menos yo los valoro, es que es un producto hecho con ingredientes veganos y además el principal componente es el agua, algo que es fundamental en los productos que tratan la piel grasa y que, por desgracia no todos los productos cumplen. Por último comentar que es un producto cruelty free.” – Laura (25 años)

“Mi piel necesitaba un producto como este. Al levantarme notaba la zona de la frente y nariz con muchos brillos. Desde que estoy usando esta mascarilla los brillos prácticamente han desaparecido. Noto la zona hidratada pero sin grasa y los poros más difuminados.” – Mª José (43 años)

“Se absorbe rápidamente, deja la piel suave y además he notado mejoría en mi piel en las veces que la he usado. En definitiva, estoy contenta con la mascarilla.” – Ana (23 años)

“Al levantarte notas como te queda la piel súúúper suave y alguna rojez que tenía por la noche ha desaparecido.” – Katia (22 años)

“He utilizado la mascarilla en la zona T de mi cara porque es ahí donde tengo más grasa. Lo que más me ha gustado es su olor a mentol y la sensación de frescor y suavidad que deja en la piel tras su aplicación.” – Elena (44 años)

“Donde más he notado su efecto es en la nariz. A la mañana siguiente de empezar a usarla tenía los poros más limpios. En el resto de la cara no he notado diferencias.” – Asun (27 años)

“He notado la piel muy, muy suave y un poquito más clara, como si me hubiera hecho efecto peeling. Se notaban más las imperfecciones, pero era como si se hubieran secado, los días siguientes de usarla si notaba más matizadas las imperfecciones.” – Beatriz (42 años)

Veredicto SBS – Como viene en formato gel, la mascarilla es ligerita y tiene textura como de “blandiblú” (ojito, no cojas mucha cantidad para que no se te resbale por las manos). El olor un pelín mentolado a árbol de té es muy agradable (aunque para algunas puede ser fuerte), después de usarla la piel se nota más suave e hidratada y las imperfecciones van desapareciendo poco a poco. Consejo: en los meses de calor mete la mascarilla un ratito a la nevera para que esté mucho más fresquita al aplicarla.

*Testado durante junio y julio de 2018.

Enviar por mail Únete al Club
Enviar por Whatsapp