Review Self Tan Purity Bronze Water Gel de St.Tropez

   Me gusta   
Review Self Tan Purity Bronze Water Gel de St.Tropez
{{count_hearth}}   Me gusta {{count_share_total}}  
{{slide.position}} / {{slide.length}}

Lo que dice la etiqueta:

  • Autobronceador en formato gel, no pegajoso y con aroma tropical
  • Hidratación inmediata y un bronceado en solo 3 horas.
  • No mancha la ropa.

Precio: 47,00€
Dónde comprarlo: en las tiendas Isolée o en su web.

Opinión de las testers:
“Me ha resultado muy fácil de aplicar. La textura es súper cómoda y agradable y su olor es lo más. No me tardó mucho en subir el color, pero sí que es verdad que me ha manchado un poquillo la ropa (aunque no mucho). El colorcito que deja es muy natural y me duró unos dos días, así que súper bien.” – Elena (27 años)

“Me súper encanta. ¡Estoy doradita sin tomar el sol! Deja la piel bonita e hidratada. No me fiaba del todo y solo lo he usado en las piernas, pero me ha encantado y la próxima vez que lo aplique será en todo el cuerpo. El olor es increíble. ¡¡Qué descubrimiento me habéis hecho!!” – Ángela (25 años)

“Textura muy fácil de aplicar, mucho mejor que con las cremas que he usado anteriormente, incluso de la misma marca.” – Beatriz (36 años)

“Me ha encantado primero su olor, luego su textura y aplicación y me he terminado de enamorar con el resultado. Se me ha ido en 4-5 días con las duchas y al exfoliarme. Ronchas pocas, pero las pocas que hay se van quitando. ¡Justo me acababa de comprar uno de otra marca y me quedo con este!” – Natalia (33 años)

“Me ha parecido muy fácil su aplicación con el guante. ¡Me ha dejado la piel súúúper suave e hidratada!” – Judith (25 años)

“Era contraría a los autobronceadores por el aspecto más bien anaranjado que suelen dejar, pero para mi sorpresa este no ha sido así. Deja un color natural y podríamos decir que hasta modulable; con modulable quiero decir que tras su primera aplicación no aparece un tono muy oscuro o bronceado, si no que es sutil. Si lo vuelves a aplicar puedes ir adquiriendo un aspecto más bronceado, lo que me ha encantado. La única pega que podría ponerle es que, al ser transparente, puedes dejarte alguna zona sin aplicar. Aunque las ventajas son que el gel transparente no transfiere y no hay que enjuagarlo, y eso hace que sea una aplicación muy muy sencilla y rápida. Lo único es que si la gente espera pasar de un blanco leche a un potente moreno con este producto, tendrán que realizar varias aplicaciones seguidas ya que el moreno se adapta al tipo de tono de la persona; en mi caso que soy muy blanca, el tono de moreno es tan natural que para algunas personas es imperceptible.” -Miriam (29 años)

“La primera sensación es un olor muy agradable, muy tropical, como dicen. La aplicación es muy fácil con la manopla, se extiende muy bien por todo el cuerpo y se seca enseguida. No deja ninguna sensación pringosa, ni mancha nada, así que me ha parecido un producto muy logrado y con un efecto bronceado natural. ¡Nadie lo nota porque te sube el color suavemente! Me lo he aplicado 4 veces y tengo un tono muy dorado muy bonito, es verdad que mi piel es oscura y con mucha melanina, pero sin sol el resultado ha sido muy bueno. ¡Muchas gracias por descubrírmelo!” – Eva (48 años)

“Me ha gustado mucho el olor y lo fácil que es ponerlo, pero a nivel bronceado, es un tono muy muy suave por lo que casi no se percibe. En mi opinión, me hubiera gustado un tono más oscuro (yo soy muy blanquita). Este fin de semana estuve en una boda y dio la casualidad de que una amiga mía llevaba este autobronceador puesto en el escote y brazos. Le había quedado muy natural salvo por un par de ronchas en el brazo.” – Valle (25 años)

“Me ha parecido muy agradable al dármelo, pero no me ha subido nada el color.” – Ángeles (59 años)

“Estaba deseando probarlo ya que vivo en la costa y la mayoría de la gente ya tiene un poco de tono (no es mi caso). Para poder lucir mi bronceado seguí todos los pasos (use exfoliante, hidratante durante dos días) y me aplique el autobronceador. El resultado inmejorable porque subí a un tono muy natural y pude lucirme con mi vestido blanco ibicenco. Seguro que no faltará en mi compra anual  para la llegada de la primavera.” – Manuela (45 años)

“Tardó más de lo que esperaba y de lo que ponía en las instrucciones, pero una vez que hizo efecto me quedó súper natural y sutil. No me dejó nada de sensación pegajosa en la piel. Me lo puse hasta en la cara y no me salieron granitos. En el momento de la aplicación huele súper bien, pero unas horas después y al día siguiente si que olía bastante a autobronceador, pero nada abrumador. Me encantó la manera en la que se aplica y me dejó todo súper uniforme y perfecto. ¡Cero preocupaciones a la hora de aplicarlo lo que quita mucho estrés! También me parece que me duró bastante el efecto, lo perfecto para ir reaplicando de vez en cuando sin tener que estar siempre pendiente.” – Bea (24 años)

“Deja bastante hidratada la piel. Yo por miedo a que me quedara muy artificial me eché poquito y lo intenté extender bien para que no quedarán marcas, pero eso siempre es difícil cuando lo haces sola porque hay sitios dónde es imposible llegar, por eso siempre recomiendo que se haga con ayuda de alguien. Por ahora solo lo he utilizado una vez, pero sin duda me lo volveré a echar y cuantas más veces, ¡mejor irá quedando! La verdad que es diferente a otros autobronceadores que he probado. Queda más natural e hidrata la piel.” – María (26 años)

“Me ha encantado tanto la sensación, como el aspecto que le da a mi piel bronceada e hidratada. ¡¡Es una pasada!!” – María Eloísa (46 años)

“¡Súper guay! La primera vez solo lo usé en las piernas, pero al ver que el resultado fue todo un éxito, lo apliqué por todo el cuerpo y me alegro de haberlo hecho porque parece que me he pasado la Semana Santa en Canarias. Es precioso como queda. Nada pringoso, fácil de aplicar y no mancha. ¡Color tostadito todo el año!” – Ángela (35 años)

“Mi piel es un poco particular porque hay zonas que están muy secas y otras que están casi grasas, entonces la aplicación de un autobronceador queda de diferente manera dependiendo de la zona. Algunas partes quedan más morenas, otras menos morenas. Unas más hidratadas, otras menos hidratadas. Vamos, ¡parece que tengo lunares! Ni exfoliación, ni nada… la única manera de que quedará todo bien sería metiéndome en cal viva. ¡Jejeje! En las rodillas, tobillos y codos se notan mucho más porque coge mucho más color. También lo he usado en la cara y ahí el resultado queda algo más natural, pero la zona de los ojos la tengo que corregir con maquillaje.” – Sonia (36 años)

“Su aplicación es muy fácil con la manopla, pero al ser transparente, no sabes muy bien la cantidad suficiente para coger color. Soy muy blanca y algunas partes del cuerpo se ven muy artificiales y otras con un tono bonito. Lo iré usando a ver si le pillo el truco y la cantidad. El olor me gusta mucho.” – Lídia (29 años)

“¡Me ha encantado la textura porque es muy ligero, fresquito y huele genial! La forma de aplicarlo con la manopla es muy fácil, evita que te queden ronchas en las manos y se aplica de forma uniforme. El tono que deja es bastante natural, aunque si te echas un poco de más, queda un poco naranja. En general, me ha gustado mucho el producto y lo seguiré usando.” – Teresa (27 años)

“La experiencia ha sido buena. Lo único es que el olor es demasiado intenso pasadas las horas y ya no huele al aroma inicial. Además, la ropa coge mucho olor.” – Soledad (38 años)

“No suelo confiar mucho en los autobronceadores, no por el producto en sí, más bien por mi torpeza al aplicarlos porque había usado distintos formatos (toallitas, sprays, lociones) y siempre acababa encontrando alguna pega. Ronchas, color poco natural y sobretodo un olor que me agobiaba un poco. ¡Pues ser tester del Bronzing Water Gel de St. Tropez ha cambiado mi opinión de este tipo de productos y ME HA ENCANTADO! Lo he probado dos días y me ha resultado fácil de aplicar, el olor me encanta y el resultado me parece de lo más natural que he visto en autobronceadores. ¡Un acierto!”- Sol (42 años)

“Me ha encantado. Los otros autobronceadores que he utilizado no tenían este olor tan agradable. El gel queda uniforme con un color dorado (otros que he utilizado queda anaranjado).” – Irene (31 años)

“Yo soy bastante blanquita y me cuesta mucho broncearme. Utilicé el autobronceador por la tarde y, antes de acostarme (pasadas tres horas), se me fue notando un poco. Al levantarme al día siguiente tenía las piernas morenas. Se notaba bastante con respecto a las zonas que no lo utilicé. Me ha durado 48 horas sin perder nada de color. Una vez que me he duchado se ha ido bastante, pero no del todo aún.” – Almudena (30 años)

Veredicto SBS – Si habíais perdido la fe en los autobronceadores, tenéis que probar sí o sí el Self Tan Purity Bronze Water Gel de St.Tropez. Muchas de las testers se han enamorado de este producto por el doradito tan natural que deja en la piel. Consejo: el líquido es transparente, fíjate bien dónde lo vas aplicando.

Enviar por mail Únete al Club
Enviar por Whatsapp