Trucos para cuidar las plantas (no matarlas, vamos)

   Me gusta   
Trucos para cuidar las plantas (no matarlas, vamos)
{{count_hearth}}   Me gusta {{count_share_total}}  
{{slide.position}} / {{slide.length}}
  • Trucos para cuidar las plantas

Si eres campeona Olímpica de “Matación” (de plantas), pero te gustaría que alguna por lo menos te sobreviviera (ya no digamos que estuvieran sanas y brillaran), aquí van los trucos que nos han soplado los expertos de Maison Bouture

1. Lo básico:

  • Regar, pero “no sin tu dedito”: salvo excepciones (que debes preguntar al florista o al del vivero cuando compres una planta), en general es bueno que la tierra siempre esté húmeda. Pero, ¡ojo! Quien dice húmeda, no dice encharcar la maceta. Dice coger el dedito para tocar la tierra y evaluar si tiene o no suficiente agua. ¿Que sí? No hace falta que riegues (por ese día). ¿Que no? ¡Agua!
  • Ponerte una alarma: como tu planta no habla (si habla, escríbenos por favor), se te va a olvidar. Ponte una alarma repetida en el móvil para cuando sabes que vas a estar en casa te avise de que es hora de poner el dedito (y regar o no en consecuencia).
  • Darle espacio: la maceta tiene que ser suficientemente grande para que pueda echar raíces y con agujeritos abajo y platillo para que drene (again: no queremos que se encharque).
  • Ojo con el frío: Si la planta la tienes fuera (balcón, terraza o jardín), en invierno cuidadín con las heladas. Quítale el platillo de la maceta para que el agua que ha quedado abajo no se congele.
  • La exposición: si pones tu planta en modo zulo, seguro que no le gusta. En regla general, colócala cerca de la ventana sin que le dé directamente el sol. Pero como siempre, pregunta sus especificidades al comprar la planta.

2. El plus que las pone contentas y las hace brillar: la limpieza. Sobre todo en invierno que hay menos luz.

  • Para las plantas XL o con hojas grandes tipo Monstera (la de todas las revistas de decoración) o Alocasia, humedece un paño con agua del grifo que habrás dejado unos días en reposo para que el cloro se evapore (también puedes comprar agua desmineralizada).
  • Si quieres que brillen más, diluye un poco de cerveza con agua y frota suavemente con el paño.
  • Para las plantas más pequeñas, coge un pulverizador con agua reposada (ver arriba) y dales cada 15 días – 3 semanas. Si el agua del grifo no lleva mucho cloro, también la puedes meter en la bañera para una ducha a temperatura ambiente durante un minutillo.
  • Si no hace mucho frío, también puedes sacarlas cuando llueve (más ecológico y económico).
  • Para los cactus o suculentas (sus hojas son carnosas y al estar empapadas de agua, se rompen fácilmente), es mejor usar un cepillito para eliminar el polvo.

3. ¿No hay nada que hacer y se te conoce como la Terminator de las plantas? Toma nota, que estas tres variedades son prácticamente inmatables:

Plantas inmatables

 
  • Una trepadora poco exigente, la Pothos (o Scindapsus). Crece según la luz que le des. Solo tienes que mantenerle el suelo húmedo y listo.
  • Una Planta Araña (o Chlorophytum) para experimentar. Cría mini plantitas en sus tallos que puedes cortar y meter en agua para reproducir más plantas.  
  • Una Flor de Luna (o Spathiphyllum). Además de ser depuradora de ambiente, da unas flores largas preciosas a lo largo de todo el año.
Enviar por mail Únete al Club
Enviar por Whatsapp