En el baño con... Ana Moreno

   Me gusta   
Mapa
En el baño con... Ana Moreno
{{count_hearth}}   Me gusta {{count_share_total}}  
Mapa
{{slide.position}} / {{slide.length}}

Belleza eco - Activar la circulación - Trucos caseros

Ana Moreno es la creadora de la Escuela de Cocina Vegetariana. Y una de las personas que tiene el cutis más luminoso que conocemos. Probablemente porque, además de comer mejor que nadie (y hacernos sentir culpables), privilegia todo lo que son productos ecológicos.

En estas “Confesiones en el baño” nos cuenta sus marcas favoritas -la mayoría desconocidas-, nos enseña los ungüentos caseros que se pone en cara y pelo y nos sopla el mejor salón de masajes orientales fuera de Asia.

Ana Moreno

 

¿Te cuidas mucho?
Sí, desde siempre. Mi madre y mi abuela eran muy coquetas y lo heredé: a los 10 años ya me ponía mascarillas. El reto ha sido aprender a cuidarme usando en su mayoría productos naturales. Desde que empecé a investigar el tema ecológico hace ya muchos años, ya no me pongo cualquier cosa en el cuerpo. ¿Sabes la de químicos que tienen los productos de belleza normales?


 

¿Cuál es tu rutina diaria? 
Cada mañana, antes de ducharme, me paso por la piel un cepillo (de Yerba Prima), desde el pie derecho, hacia arriba. Y luego, el otro lado, sin olvidar la zona de las cartucheras. Me ayuda a entrar en calor y a activar la circulación. En la ducha, me jabono con algún gel ecológico y no testado en animales que compro en la web Agricultura Ecológica Védica Maharishi (cuando hago pedido de verduras y frutas, también lo hago de cosmética, ya que es todo eco y natural). Después de aclararme, me exfolio la piel con sales aromáticas del Mar Muerto (Premier by Dead Sea Premier), tres o cuatro veces por semana. Y el pelo me lo lavo un día sí y otro no, con un champú de verbena de L’Occitane, que es natural pero no reseca.

Cepillo Ana Moreno

 

¿Y una vez fuera de la ducha?
Para no rasparme la piel, no me seco, sino que sólo doy golpecitos con la toalla. Nutro la piel con aceite de almendras dulces de Marnys o con una crema de aceite de oliva, aloe vera y jojoba de la marca Urtekram, y las manos, con manteca de karité 100% del herbolario. En el pelo, ya fuera, me echo mascarilla de cítricos y miel de Apivita. Me doy un poco por todas partes ¡y la dejo sin aclarar, ojo! Tengo un trauma con eso de cortarme el pelo y, gracias a esto, se mantiene muy bien. Y, como perfume, uso Agua de la Reina de Egipto (de Vinca Minor) o unas gotas de aceites esenciales de DoTerra.

Perfume Reina de Egipto Ana Moreno

 

¿Qué cremas te echas en la cara?
Depende de la estación y de la ocasión: si no voy a salir de casa, me echo una hidratante vegana de Nonique, y si voy a salir, la ayurvédica Revitalising Cream for Maturing Skin, de Maharishi Ayurveda porque además de hidratar, me da una luminosidad brutal. Si es verano, por encima me pongo una crema con color de Benecos y, en invierno, una más clara de Apivita.

Cremas Ana Moreno

 

¿Cómo haces para maquillarte con productos ecológicos?
No siempre se puede… Como corrector, uso la base Light Yellow de Lush y para los labios y como colorete, una barra de Benecos. Pero mi lápiz de ojos es Ombre Hypnôse Stylo y el rímel, Hypnôse Drama, ambos de Lancôme. Son los únicos no ecológicos porque ésos se extienden ¡y pareces un mapache! Me desmaquillo con agua micelar Precieux Argan de So Bio Étic y me doy una crema que hago yo con aceite de coco y almendras, manteca de cacao y aceite esencial de jengibre. Si quiero hidratar más, a nivel celular, utilizo aceite de hipérico que me hace una amiga. Pero sólo de noche, ya que es fotosensibilizador y, si no, salen manchitas.


 

¿Qué otras cosas haces para sentirte guapa y bien? 
La piel hay que cuidarla desde dentro, así que, para eliminar toxinas, al levantarme tomo un vaso de agua caliente con medio limón y, antes de dormir, unas cápsulas de hierbas que son un regulador intestinal. Las noches antes de lavarme el pelo, duermo con una mezcla que hago de aceite de coco, almendras y jojoba, y aceites esenciales de romero, lavanda, cedro y tomillo. Favorece la irrigación del cuero cabelludo y el pelo crece fuerte (¡es importante no olvidar poner una toalla en la almohada!). Además, una vez por semana, me pongo en la cara la mascarilla Sandalwood Face Mask, de Maharishi Ayurveda, que nutre y da luminosidad y la hidratante Rose Day Cream de Dr. Hauschka. Y, bueno, me flipa ir a Xiao Ying, un sitio de masajes orientales en Madrid. Fuera de Asia no había encontrado un lugar donde los den tan bien… Pero no tienen final feliz, ¿eh? ¡Hasta hay un cartel allí que lo dice!

Mascarilla cara Ana Moreno

 

¿Algún truco casero de belleza?
Como llevo el lápiz de ojos y el rímel waterproof para que no se me muevan, luego es difícil desmaquillarlos bien, así que descubrí que mezclando aceite de ricino en el mismo algodoncito con el agua micelar, se limpian de maravilla (lo compro en el herbolario y dura muchísimo). Y para los dientes, de vez en cuando, mojo el cepillo en aceite de coco y luego en polvo de arcilla verde, y me los lavo. Te deja la sensación de haberte hecho una limpieza, porque los dientes quedan muy puliditos.

¿Hay algo que tengas en mente para probar?  
Sí, una pelu de Madrid que se llama Nuar yque me ha recomendado una amiga para darme un barro a modo de tinte de pelo (al parecer, es la henna de toda la vida…).  El caso es que yo o no me quería teñir, pero como ya tengo alguna canita,  esta opción es genial porque es todo natural. Se va con los lavados, pero en las canas permanecen reflejos más claritos. ¡Ya os contaré!

¿Cuál es tu especialidad o superpoder? 
Inspirar a la gente a hacer cambios en su vida. ¡Y funciona! Por alguna razón, le dan valor a lo que les digo y luego les va bien. Por eso creo que es mi superpoder.

¿Qué nos podrías enseñar a hacer, además de cocinar? 
A coger el bajo del pantalón, ¡se me da de maravilla!

Entrevista Ana Moreno 2

 

Para recibir una nueva entrevista cada semana, apúntate a nuestra nueva newsletter de belleza aquí.

Ana Moreno es autora de libros para la divulgación de la alimentación flexivegetariana (¡tiene escritos nada menos que 35!). El último de ellos, que está a puntito de salir del horno, se llama Comer con Mindfulness y tiene más de 70 recetas ilustradas (www.flexivegetarianos.com). Además, imparte cursos presenciales y online en su Escuela de Cocina Vegetariana, con clases presenciales y online (www.escueladecocinavegetariana.com) Y por si fuera poco es dueña de un hotelito rural en Olmeda de las Fuentes (Madrid). Se llama La Fuente del Gato, es vegetariano e ideal, y allí organiza escapadas gastronómicas y muchas otras cositas interesantes para todo el que se quiera apuntar. ¡Cómo le cunde el tiempo a esta chica!

Enviar por mail Únete al Club
Enviar por Whatsapp