RECOMIENDA
DIRECCIONES SECRETAS PARA EXPRIMIR MADRID
APUNTARME
¡HECHO!

Mira en tu bandeja de spam. Te hemos mandado
la guía de sitios buenos, bonitos y baratos como regalito de bienvenida

¿Quieres más? Si recomiendas City Confidential a 3 amigos
te llevas también las mejores rutas para exprimir Madrid

¡RECOMENDAR A SACO!

Cambia tus horarios

Mercurio retrógrado (otra vez), cambio de hora (cuando acabas de trabajar ya no puedes hacer la fotosíntesis), toque de queda (oh, hi)... Que alguien llame a los Mayas y pregunte por favor si estamos ante el fin del mundo definitivo. Mientras tanto, ¿por qué no aprovechar este nuevo calvario que nos envían los dioses para convertirte en la madrugadora que siempre has querido ser (aunque no lo supieras) y para echar un cable a la economía?

1. Madruga. Que se te peguen las sábanas no es una opción con la app Alarmy (iPhone - Android), un despertador (muy puñetero), que te pone misiones para despertar cuerpo y mente y no para de sonar hasta que las hagas. Desde resolver un problema matemático a mandarte a la otra punta de la casa a hacer una foto para que don Alarmy vea que has conseguido levantarte.

2. Únete al club del desayuno. A quien madruga, Dios un buen café de Devotos le ayuda. Y un delicioso bizcocho de regaliz e higo, y una rica tosta de huevo trufado… Devotos, es un nuevo kiosco de café del bueno, para desayunar pronto y bien. Si vas muy sobada, pide el chai picante que te despertará con una explosión de sabor en la boca en un periquete (y eso que es descafeinado). Calle Fernández de la Hoz, 50 (Metro Iglesia). Tel: 91 285 01 97. Precio: café espresso 1,80 €; chai latte 3 €.; bizcocho masa madre 3,50 €, trufón 3,50 €. Abierto de lunes a viernes de 08:30 a 16:00 y los sábados de 09:00 a 14:00. Más info en su Instagram

3. “Sal” antes de trabajarTú sabes que si empezaras antes y terminaras antes de trabajar, trabajarías mejor. La OMS también lo sabe. Parece que el único que no lo ve es tu jefe. Aquí van por ejemplo un artículo concentradito y otro más extenso que le puedes mandar como quien no quiere la cosa (ay perdona, no te lo quería pasar a ti) para que recapacite.

4. Cena pronto (y ayuda a los restaurantes). Si nos tenemos que volver un poco guiris y cenar a las 20:00 para echar una mano a nuestros restaurantes, que necesitan al menos dos turnos para sobrevivir, lo hacemos. Y si además conseguimos cenar con 50% de descuento, ¿qué más quiere el pueblo? ElTenedor sigue con su iniciativa “Volvamos a los restaurantes” y hasta el 17 de noviembre puedes reservar mesa en alguno de nuestros sitios favoritos (Sa BrisaBiang Biang, Con Amor, Clarita…) con esos descuentazos. Más info en eltenedor.es.

Otros planes sugeridos: